lunes, 5 de abril de 2010

EL IMPACTO MEDIOAMBIENTAL DEL SECTOR TURÍSTICO

La explotación de la actividad turística requiere del uso y disfrute de una serie de
recursos naturales y, como cualquier actividad, conlleva una serie de impactos sobre
el medio. La magnitud de dichos impactos puede variar considerablemente en función
del tipo de turismo, siendo el turismo de litoral el que por sus características
estructurales presenta mayor problemática.
Cuando se efectúa un análisis de los impactos ambientales generados en la actividad
turística deben tenerse en cuenta, no sólo los impactos producidos en la fase de
explotación de los alojamientos turísticos, sino también los generados durante la fase
de construcción de los mismos, sin olvidar los generados como consecuencia de la
actitud del turista en el destino vacacional.
Entre los principales aspectos medioambientales derivados de un
alojamiento turístico cabe destacar: las emisiones atmosféricas, los
vertidos, los residuos generados y el consumo de recursos y de materias
primas.
1.3.1. Emisiones atmosféricas
Las principales fuentes de emisiones derivadas de la explotación del turismo son
fundamentalmente el tráfico, las calefacciones y los equipos de aire acondicionado,
aunque también se puede incluir en este grupo el uso de ciertos productos que
contienen CFCs.
La tipología de contaminantes emitidos por las calderas de los establecimientos
hoteleros (para dar servicio de calefacción y agua caliente sanitaria) dependerán del
combustible utilizado:
• Carbón: Ácido sulfhídrico, óxidos de nitrógeno y partículas.
• Fuel-oil y gasóleo: Óxidos de azufre, óxidos de nitrógeno, hidrocarburos y
partículas.
• Gas natural: Metano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada