jueves, 25 de febrero de 2010

ARTE RUPESTRE EN EL VALLE DE SALCEDO”

1: CONSIDERACIONES GEOCLIMATICAS

El área altiplánica, por su compleja fisiografía, presenta notables contrastes geosistémicos y por consiguiente, una serie de subdivisiones ecológicas que se hallan en función y directa relación a diversos factores de orden geográfico. Geográficamente, el área circunlacustre del Titicaca entra en la categoría SUNI el Altiplano por lo que el área objeto de nuestro estudio se halla inmersa dentro de esa realidad. El valle de Salcedo, situado en el distrito, provincia y departamento de Puno, se ubica en un importante sector marginal localizado hacia el extremo Sureste de la ciudad de Puno, rodeado
en sus tres cuartas partes por serranías que configuran la contrastante fisiografía del valle. Este, a su vez, es abierto en dirección Norte, al lago, con el que prácticamente colinda. En razón del singular y caprichoso sistema orográfico que rodea al valle, éste acusa un perfil y relieve topográfico irregular y de contrastes, en el que es posible distinguir dos espacios -topo geográficos definidos y diferenciados: El uno constituido por los terrenos llanos ubicados en la parte baja, y el otro por la accidentada y sinuosa fisiografía de los estribos del sistema montañoso circundante y que araña al valle. El escalonamiento altitudinal es notablemente variable, de 3817 m.s.n.m. en el valle y, sobrepasando los 4000 m.s.n.m. para el caso de los cerros más elevados. Las características medioarnbientales del valle corresponden al de tipo BOSQUE HUMEDO MONTANO SUB - TROPICAL ( La extensión del área se estima en 380 hectáreas aproximadamente.

2: UNA INTRODUCCION A SU ESTUDIO

El afloramiento rocoso es bastante pronunciado, en particular hacia los sectores Sur, Suroeste, Sureste y Este; en menor escala en el resto del área
El material lírico predominante es la arenisca y en menor proporción otro tipo de rocas. -
Los efectos erosivos de la actividad pluvio-eótica en las partes altas de los cerros ubicados en el sector Sur y Este del valle donde afloran enormes conglomerados y masas sólidas de arenisca, han originado un singular grupo de curiosas y sugestivas formaciones naturales, las mismas que creemos son un especial atractivo turístico de la zona y que llega a complementarse con el imponente panorama paisajístico del valle de Salcedo.
La edafogénesis actual, en especial de los terrenos de la parte baja, corresponden a la deposición y sedimentación de material acarreado, principalmente por los efectos de las oscilaciones neotermales, posiblemente ocurridos al final del período pleistocénico, al igual que del postglacial; de tal suerte que si aperturamos un corte profundo en el terreno, vamos a observar un perfil estratigráfico variado, conformado por distintos niveles sedimentados superpuestos, en unos casos compuesto por capas de tierra o arena y hasta de morrena, o en último caso, mixtas. Es importante señalar, además, que el valle está constituido por una gran extensión de terrenos llanos que acusan una ligera inclinación de Sur a Norte.
Asimismo, es posible localizar en ciertos sectores pequeños manantiales de donde aflora casi constantemente el líquido elemento; sin embargo, la principal fuente la constituye una pequeña corriente de agua que continuamente discurre por la parte baja en dirección al lago. En algún momento, en la antigüedad, ésta debió contener una carga fluviométrica bastante considerable, debido a prolongadas y torrenciales precipitaciones pluviales que en forma inusual se presentaban. Ello, en vista de la enorme .y profunda grieta dejada por los efectos de tales alteraciones atmosféricas, en las inmediaciones de la cabecera del valle. En la actualidad, su crecida se limita a las épocas de mayor precipitación pluvial.
La cubierta vegetal es relativamente continua, salvo en las partes altas del valle. La vegetación natural está constituida por un importante tapiz herbáceo y gramíneo (Chilliwa, Ichu, Muña, Retama) así como de Cactáceas y Urticáceas. También se tiene una importan te biomasa arbórea y de arbustos menores: Pino, ciprés, eucalipto, qhueñua, entre otros. Con respecto a la fauna, se tiene algunos rebaños de alpacas, ovinos y vacunos entre los más notables
El valle de Salcedo, al igual que otros similares, desde la antigüedad, se ha presentado propicio para el desplazamiento de una variada fauna, así como para el establecimiento de los grupos humanos. Inicialmente, por ofrecer espacios territoriales bastante especiales y estratégicos, al parecer favoreció enormemente para las tare: de caza, crianza y el acorralamiento de los animales, principalmente auquénidos y por ende, intentos eventuales de la práctica de actividad pastoril.
En la actualidad en este sector marginal se hallan las instalaciones de un importante complejo educativo en el que funcionan d, centros de formación profesional: El instituto Superior Tecnológico “JOSE ANTONIO ENCINAS” y el Instituto Superior Pedagógico de Puno; próximos se encuentran el Colegio ‘San Juan Bosco de Salcedo y la Escuela Primaria N0 70081, notándose la concurrencia de una muy in portante población estudiantil y docente
La utilización del espacio por parte del hombre allí, es relativamente moderada, reduciéndose generalmente a campos de cultivo que en su mayoría corresponden a los centros experimentales del departamento Profesional de Agropecuaria del Instituto Superior Tecnológico y del instituto de Agricultura de Puno.
. Por otro lado, en esta última década se ha podido observar un elevado incremento en la construcción de fábricas de ladrillos y que hoy se hallan distribuidos y apostados en tres distintos ladrilleros al interior del valle; uno de ellos y al parecer el más amplio e importante y por cierto el más antiguo, se ubica próximo sitio arqueológico objeto de nuestro estudio.
Los cambios climáticos del final del Pleistoceno, provocados por crecientes oscilaciones neotermales operadas en esos momentos, la culminación progresiva de la etapa más fría de la historia de la tierra y con ella la transformación de las condiciones medioambientales
. Las incidencias de este fenómeno en el postglacial, que por cierto tuvo una duración de varios milenios y en el que, al parecer, fueron registrando relativos cambias ascensionales en la temperara medioambiental, se manifestaron con el progresivo retiro de los tajares produciendo una honda transformación en el paisaje vegetal en consecuencia, en la distribución de las especies animales, llegando incluso algunas especies pleistocénicas a extinguirse o rarificarse
El hombre al interrumpir en el Altiplano en los momentos en e las condiciones del medio natural eran aún hostiles y agrestes, descubre un escenario natural que le impuso serias limitaciones y de ultimidades en el desarrollo de sus actividades económicas de subsistencia; razón por la que inicialmente desarrolla una economía recolectora indiscriminada y depredadora.
De aquellas etapas iniciales de la actividad humana en el altiplano se tiene claros indicadores que evidencian dicho proceso como los primeros instrumentos de trabajo empleados, tal es el caso, ejemplo de Vizcachani, Toquepala, Ichuña, entre otros.
Por entonces, el hombre tuvo que hacer frente a un medio natural cambiante ,que le creó problemas en el desarrollo de sus actividades económicas de subsistencia. Enfrentó crecientes limitaciones. el momento en que surgen nuevas necesidades que a su vez, lo pelen a defenderse, a crear y buscar los medios para imponerse frente a la adversidad y limitaciones que el medio le fue enfrentan- para de esa manera poder subsistir.
Es así que frente a aquella situación, comienza a desarrollar una base económica más amplia e indiferenciada.
Entonces. Luego de un largo periodo realmente crítico y difícil sobre todo para el desarrollo de la vida las actividades humanas. Las siempre relativas y fluctuantes oscilaciones neotermales que caracterizaron a la larga etapa inicial post-pleistocénica (12 a 8 milenios a.C. aproximadamente). Conllevaron a la altura del post-glacial medio! al mejoramiento de las condiciones del medio natural, propiciando el desarrollo de un OPTIMUN CLIMATICUM caracterizado en esos momentos por presentar climas ligeramente más húmedos y cálidos que el actual
- Tales condiciones favorecieron el desarrollo de una variada, y exuberante biomasa animal y vegetal de hábitos y caracteres modo genéticos semi-tropicales. La tierra debió verse cubierta de un frondoso tapiz herbáceo. particularmente de bosques densamente poblados por una abundante fauna de mamíferos, algunos de ellos gigantes: Parahipparion Peruanus, cérvidos, camélidos y de una numerosa especie de roedores menores, y posiblemente en los llanos, de algunas variedades de aves corredoras gigantes: Suri o avestruz. “Es necesario tener en cuenta que el medio, al cambiar, no encontró al homínido como un ente pasivo, sino que éste con su actividad determine que beneficios podía lograr de estos cambios ecológicos. Por eso el medio y sus cambios no fueron el factor determinan te, sino los esfuerzos que tuvo que desarrollar el homínido para enfrenta a estos cambios, cada vez más complicados, a fin de lograr su subsistencia”
- Definitivamente el medio geográfico ha constituido apenas un factor estimulante en la vida y el proceso evolutivo y de desarrollo de la sociedad del hombre mismo: por el contrario, la actividad de éstos sobre su medio lo que marcó los hitos trascendentales y definitivos de dicho proceso..entonces
En tal sentido, para los cazadores nómades, que se desplazaban desarrollando una economía de supervivencia y autoabastecimiento, el tratar y lograr permanentemente en la medida de sus posibilidades, de innovar la forma y las condiciones en que desarrollaba sus diversas actividades económicas, era un grave problema que dificultosamente fue superando en el curso de su experiencia a través del tiempo y en los distintos espacios. Sólo as!, en cierta medida, pudo crear una base vital amplia en posibilidades.
En esa perspectiva, junto a esa preocupación, prosiguió realizan do una serie de manifestaciones de carácter ritual y propiciatorio y que implícitamente daría origen en este período de la historia el post-glacial medio al Arte Parietal como una expresión mágico-religioso de la superestructura social de la comunidad cazadora nómada de la época. Cuyo propósito estuvo también irreprochablemente orientado a la búsqueda de soluciones para la satisfacción de sus necesidades vitales de subsistencia.
Por entonces, las fluctuaciones del poblarniento humano en el Altiplano se dio en diversas condiciones y situaciones, así como en proporciones amplias por parte de grupos de cazadores trashumantes que tramontaban tras la captura de sus presas. En efecto, el cazador nómada, en el curso de su (periplo) por mantener su ámbito económico de subsistencia, llegó a ocupar diversas áreas propicias para el desarrollo de las especies animales cuy caza constituía su sustento vital. En esas condiciones buscó también, al mismo tiempo, su protección en las cuevas o abrigos naturales - que pudo hallar en su ocasional desplazamiento por la zona. El recrudecimiento de las condiciones medioambientales en las fases tardías del post- glacial medio, conllevaron nuevamente la - transformación del paisaje natural.
Efectivamente, las incidencias de este fenómeno empezaron y se manifestaron con notables consecuencias en el medio natural y ecológico que condicionaron, por entonces, a la permanente contracción de la vida humana y animal particularmente, en áreas propicias para su desplazamiento y subsistencia, acentuándose este repliegue en las cuencas de los ríos y lagos, donde las condiciones y posibilidades eran por lo menos amplias. Fue en estas condiciones y ante tal coyuntura, en que un grupo de cazadores nómades gó a ocupar el valle de Salcedo. Lógicamente que tal afirmación la sustentamos en función tipo de manifestación lítica obtenida superficial y relativamente ciada al mural de Arte Parietal descubierto en aquel sector. En este sentido, el área .CIRCUM LACUSTRE del Titicaca constituido un escenario natural de crucial importancia en la vida los hombres y. en particular, para el desarrollo de sus actividades económicas de subsistencia.
Los abrigos naturales y las cuevas en estos ámbitos Geográficos son, en realidad, numerosos y algunos de ellos, como en el caso de los abrigos naturales descubiertos en los valle de Ichu y Salcedo guardan relación con la actividad humana pretérita, habiendo posiblemente sido ocupados transitoriamente por grupos de cazadores nómadas En ellos evidenciamos la presencia de Arte Rupestre y para caso específico del sitio arqueológico objeto de nuestro estudio, instrumental lítico. La limitación y reducción de las posibilidades de subsistencia el acelerado incremento poblacional que se fue experimentando momentos y esencialmente en razón del carácter de los instrumentos de producción, agudizaron el problema básico de la subsisten El hombre, impelido por el recrudecimiento de sus necesidades a vez múltiples y complejas y

3 :LAS EVIDENClAS ARQUELOGICAS .

Los primeros agrupamientos humanos nómades que hicieron acto de presencia en el valle de Salcedo cuya economía precaria se reducía a la caza y recolección nos dejaron importantes -vestigios culturales que evidencian la actividad de éstos en dicha área. Lo cual nos permite inferir respecto a su nivel cultural al momento de su arribo, particularmente en relación al grado de desarrollo alcanzado en el marco de las fuerzas productivas así como en el de la respectiva superestructura social de la época, reflejada concretamente en el Arte Parietal. - Dichos indicadores culturales dejados por los primeros ocupantes del área, son esencialmente el tipo de artefactos líticos encontrados superficial y relativamente asociados al mural de Arre Parietal, el cual constituye nuestro tema central de análisis.
La tradición en la elaboración del instrumental lítico de la época se caracterizó, como pudimos observar, por el desarrollo da pequeñas puntas de proyectil “triangulares, escotadas basalmente y foliáceas o lanceoladas”; las que muestran a su vez, finos acabados a como también las hay de acabado muy tosco. El material preferido para la manufactura de este tipo de instrumental, fue el cuarzo, la obsidiana y también el basalto. Respecto al Arte Parietal, creemos que es una de las más hermosas muestras de arte rural del Paleolítico. Este se halla ubicado en la pared rocosa de un enorme abrigo natural localizado en las faldas del flanco lateral al Oeste del cerro denominado Llusk’ani Qhaqha, sector conocido como Jaqhi Withu. Este sitio al parecer en distintas.
Épocas ,ha sido convenientemente aprovechado por el hombre para el establecimiento ‘ la práctica de determinadas manifestaciones culturales y costumbres de carácter ritual y funerario.
El abrigo natural en mención, se ubica en un punto ideal y estratégico, desde donde es posible dominar un importante sector que encierra territorios por donde se desplazaban los animales, fuente principal de subsistencia y sobre vivencia del cazador nómada y su famosa
. Además, próximo al sitio discurre una importante corriente de agua
Concretamente, el mural de Arte Parietal está localizado en la parte baja y media del mencionado abrigo, el mismo que está abierto hacia el Oeste y acusa en su parte superior, un ligero e irregular abovedado natural.

4: DESCRIPCION

4.1 TEMATICA.
La trama escenográfica del mural de Arte Parietal, exhibe en términos generales, la presencia de un cierto patrón temático y de clasificación, que es por cierto también especia! en la ejecución, .distribución y composición de los motivos decorativos. Efectivamente, la hermosa composición temática del mural exhibe una serie interesante de motivos y escenas de caza /o probable rente de intentos de’ pastoreo . En conjunto, los grabados más visibles dicho sea de paso, se aproxima al centenar.
Es importante también resaltar que el mural muestra tres espacios decorativos claramente definidos y diferenciados. El primer sector está relacionado a una prominencia rocosa ubicada al lado norte de! rural; el segundo y de seguro el principal, está representado por un grupo de paneles recuadros labrados que son en número de gravados y el tercero, por un sector ligeramente aislado de éste y que en apariencia no fue preparado intencionalmente en la misma modalidad que el anterior, pero que exhibe un importante número de grabad En el primer caso dominan las figuras de auquénidos y motivos antropomorfos; detalle que para el segundo, es casi completamente diferentes por cuanto aquellos son predominantes figuras de zorro, sien bastante raros las de auquénidos y hombres; aún menos frecuentes son éstos (zorros) en los paneles. Son realmente casos excepcionales, dentro y fuera de los pan les, las representaciones de cérvidos y de cierta variedad de ay corredoras (suris o avestruz).
Los animales fueron representados mostrando diversas posturas y actitudes. En este sentido nos da la impresión de estar observando un ambiente bastante movido, donde hombres y animales acusan comportamiento diverso, quizás reaccionando o respondiendo a determinadas situaciones motivacionales de circunstanciales.
Algunas escena nos muestran a animales en una actitud de estar pastando tranquilamente, y en otro momento, los vemos corriendo o quizás escapando desesperadamente frente al acecho de algún peligro. En el caso de los motivos supuestamente de crías de auquénidos, éstas se representan brincando, comportamiento lógico a e edad, o también encabritándose frente a algún peligro. Los zorros y aves corredoras, por su parte, parecieran estar minando tranquilamente y/o huyendo de la presencia del hombre, quizás observando atenta y prudentemente para huir de cualquier peligro.
Los hombres por su parte, también muestran diversos comportamientos y actitudes, tratando de desarrollar o emprender algún ti1 de actividad (escena de danzas rituales o labores de caza). un detalle bastante especial as que algunos de ellos portan un garrote o algo similar —tal como nos demuestra la escena del gráfico dirigido seguramente para realizar algunas actividades cinegéticas o quizás para tentar labores de pastoreo
Empero, este tipo de representaciones son cases realmente muy . Sin embargo, lo más común es verlos, aparentemente dispuestos en forma aislada en torno a auquénidos también persiguiendo s victimas. Excepcionalmente al interior de este presunto y ocasional ruedo humano, que seguramente se iba formando a medida lograban agrupar a los animales, aparece la figura de un hombre gran estatura. Lo más sorprendente es verlos sosteniendo a dos auquénidos por el cuello (une en cada extremidad superior) con algunas especie de soga
Indudablemente que estas escenas corresponden al desarrollo determinadas labores cinegéticas, propias de la comunidad cazadora nómada Son en todo caso una expresión de caza organizada ejemplo, la misma que aún pervive en la tradición costumbre muchas comunidades pecuarias de altura del área andina.
En tanto que otras escenas. un tanto aisladas y curiosamente u das en dos extremos laterales internos, superior e inferior de los últimos paneles, nos muestran hombres asidos de la mano y dispuestos en hilera de hasta cinco individuos todos de frente. hay, asimismo de cuatro y dos individuos y de algún otro que a impresión de estar aproximándose para sumarse a los demás. Fueron representados de frente. con los brazos extendidos a los costados y los pies un tanto separados. No es notoria la separa- entre la cabeza y el tronco del individuo. Se caracterizan:Sin embargo la parte superior del cuerpo Ligeramente más en relación a la parte inferior del mismo Hacia el extremo norte del mural y un tanto alejada de ésta, la superficie irregular de una ,prominencia rocosa existe un par motivos antropomorfos, ligera mente separados. los que en una bastante especial y curiosa parecieran volver ligeramente el La dimensión y el tamaño de los motivos grados, tanto antropomorfos como zoomorfos, es notablemente variable. Para el primero, se dan casos evidentes al interior de los paneles y que alcanzar, una altura de 23 y 25 cm. respectivamente. Para el segundo, tenemos la figura de un auquénido que está ubicado inmediatamente en la parte superior externa del quinto panel, cuyas medidas son de 28 cm. de largo por 17 cm. de alto, existiendo.además otras, en ambos casos con dimensiones ligeramente menores a las ya señaladas. Por lo general, el resto de los motivos varían en un promedio de la mitad de la mensura establecida para los tres casos antes menciona. Dos.
Este detalle obedece a causas que por ahora nos son desconocidas en cierto modo. De todas maneras trataron de representar diferentes situaciones y acaso neonatos, característica que consideramos prudente, particular y especialmente para el caso de los motivos antropomorfos queremos resaltar que dentro de toda la trama escenográfica del mural, destacan tres casos, por cierto bastante especiales:
a) Motivos que aparentemente se superponen;
b) Representaciones de dos avestruces o suris en posición de frente y con la cabeza vuelta hacia un costado
c) La representación de auquénidos con el vientre un tanto pronunciado, aparentando preñez y otros mutilados de sus dos extremidades delanteras, acaso estos últimos por razones rituales
Existen muchos grabados más en el mural, pera de algunos no es posible distinguir fácilmente sus formas en razón del estado deterioro que presentan.
En suma, podemos manifestar que el motivo zoomorfo es predominante con respecto al antropomorfo; los mismos que proliferan en gran número al interior de los paneles y escasamente fuera de ellos.
Esta sería una apreciación general y panorámica del hermoso y variado cuadro, temático del mural, en donde pudimos observar una fauna realmente variada (auquénidos, cérvidos, zorros y suris o avestruces.
Es innegable que esta singular obra de Arte Rupestre es prueba evidente del ingenio y la destreza artística del cazador. El juego de motivos y escenas en la composición del mismo es sorptendente mente variado i hermoso; donde en todo momento comparten el escenario motivos antropomorfos y zoomorfos.
Pensamos que quienes lo ejecutaron, buscaron en todo momento y mostrar verdaderas escenas, cuyo trasfondo creemos guarda y expresa un profundo valor y significado vivencia1, especialmente ritual - propiciatorio. En conclusión, nos atreveríamos a pensar que tanto la distribución y disposición de los motivos corno de la propia trama escénica del mural, obedece a ciertos criterios de ordenamiento y ejecución premeditada.
4.2 ESTILO
Los distintos temas y motivos del mural fueron ejecutados con evidente sello naturalista. No cabe la menor duda de que se trata de una expresión de arte eminentemente de carácter realista, puesto que quien la ejecuté traté en todo momento de retratar escenas tal cual se suscitaban en su entorno, con todo el naturalismo del caso, motivado segura mente por algunas necesidades vitales de subsistencia así corno por otras causas. Se muestra así un genial espíritu de inventiva en el quehacer cotidiano. el que se desenvolvía en medio ¿e las mayores dificultades a contradicciones operadas en el contexto medioambiental y fundamentalmente en el marco del desarrollo económico—social.
“El estilo no es producto de ningún capricho: Está siempre con formado por la visión de cada comunidad humana, por las bases espirituales, económicas, sociales y políticas. sobre las oue cada pueblo se asienta y de las cuales se nutre” (8); y por cierto, las que fueron acumuladas y adquiridas en un determinado momento de su proceso evolutivo ‘y definidas de acuerdo a su contexto a realidad históricosocial y espacial.

4.3: TECNICAS DE TRABAJO

En la ejecución del mural y los diseños decorativos, advertimos lo siguiente
a) Primero prepararon la superficie irregular rocosa del abrigo natural dando lugar a espacios geométricos, aproximadamente rectangulares y ligeramente rebajados. dándole una apariencia alisada a la superficie interna de los mismos. b) La segunda etapa estuvo relacionada exclusivamente al diseño de los motivos. El cuerpo de éstos ha sido logrado por re hacia el interior de la superficie rocosa, habiendo utilizado probablemente para tal fin un buril de lito más consistente. Las extremidades fueron realizadas mediante una incisión amplia y profunda. En cambio, es más bien bastante taro observar que el cu, del motivo sobresalga de la superficie
Los motivos que exhiben un buen modelado dan la apariencia de volumen. Es sorprendentemente ingeniosa y perceptible a mera vista la forma cómo lograron representar el movimiento los motivos; se advierte el mismo en las extremidades o pata en muchos casos, por la postura de la cola de los animales.
Para la ejecución de los grabados recurrieron, al parecer, técnica por percusión directa en una primera fase, para posterior t proceder con la de presión y siempre alternando ocasionalmente con la anterior, para de esa forma lograr el alisado de la superficial interna de los grabados, así como para afinar el delineado de la del motivo. Debemos indicar asimismo, que las dimensiones de cada p o recuadro, guardan una notable variabilidad proporcional (véase respecto el gráfico

4 4: ESTADO DE CONSERVACION.

Efectuada la evaluación al respecto, este importantísimo legado cultural se halla prácticamente expuesto a los efectos erosivos los agentes pluvio-eólicos, así como a la acción perjudicial de la mano del hombre, particularmente de estudiantes de los centros educativos próximos.
En estas circunstancias es evidente el estado de deterioro que están y que hasta cierto punto acusa un avance casi acelerado, considerando también que el material del abrigo sobre el que se entra labrado el mural, es una variedad topológica rocosa deleznable
Otro de los factores que ha incidido en cierta medida en esta situación es el hecho de su ubicación un tanto próxima al piso.del sector que agrupa motivos de zorros, éste prácticamente se la borrado del mural por cuanto su descomposición es casi total. 5 FILIACION CRONOLOCICA Y CULTURAL
Es posible a partir de determinado patrón estilístico, en particular en el Arte Parietal, explicar la propia trama evolutiva de sociedad y relacionarla en el tiempo con determinado estadio cultural de desarrolloCreo que no estamos todavía en condiciones de poder despeje con lucidez estas cuestiones, sobre todo porque la investigación h descuidado un tanto estos aspectos
Trataremos de ofrecer ligeramente algunos elementos de juicio que nos permitan aproximarnos a la explicación y al mismo tiempo a una probable respuesta al problema planteado, particularmente con respecto a la presencia del arte mural del valle de Salcedo, formulando y sosteniendo nuestros planteamientos hipotéticos al respecto.
Por otro lado, debemos manifestar que los argumentos respecto a la aparición del Arte Rupestre, demuestran una afirmación consensual entre los investigadores, quienes sostienen que este Arte nació en los albores del Paleolítico Superior. Surgiendo inicialmente con la pintura para , posteriormente, hacia las Fases epigonales de ese estadio cultural,,esto como posibilidad, derivar a la técnica del relieve en sus distintas modalidades.
Ello, sin embargo, no implica que la primera técnica ‘conocida en el Arte Parietal haya cedido lugar posteriormente, desapareciendo en forma definitiva; por el contrario, son muchas y contundentes las evidencias que testifican que esta tradición persistió hasta etapas, inclusive más tardías.
Lo más prudente, por ahora, es afirmar que el mural de Arte Pariera! descubierto en el valle de Salcedo, se halla enraizado a la época de los cazadores superiores. La técnica conocida por entonces y Que fue empleada en la elaboración del mural, posteriormente con el cambio ambiente, en el transcurso del tiempo fue experimentando una linera transformación en el trabajo y la estilización de las figuras, pero que a pesar de ello mantuvo siempre el naturalismo en su más amplia y clara expresión. Podría ser el caso, por ejemplo. ¿e una de las cuevas localizadas en el distrito de Laraqueri con este tipo de arte, al parecer de manufactura relativamente tardía.
La ocupación más temprana del valle de Salcedo debió producirse, probablemente, durante el lapso de tiempo correspondiente al desarrollo aproximadamente del Post—Glacial medio. Es decir, no ¿e he exagerar por encima de lo estimado prudentemente: 5000 .a.C. como quedó dicho con anterioridad.
En tiempos posteriores, el valle fue objeto también de un eventual y relativo proceso de reocupación por parte de ciertos agrupamientos humanos pertenecientes a algunas culturas altamente desarrolladas: Tiwanaku, Inca, etc. De ellas en la actualidad contamos con algunas muestras de fragmentaría alfar, en su mayoría tiestos de recipientes de carácter utilitario y muy escasamente suntuarios
La presencia de cierto tipo de enterramientos rústicos ubicados, en especial, en las laderas del Cerro Condoruma, son indicadores de que además en este hábitat, se procedió a la práctica de costumbres funerarias por parte de aquellos agrupamientos humanos que en algún momento llegaron a ocupar el valle de Salcedo.
En este sentido; no es nada improbable una estrecha relación entre el valle y el sitio de Punanave, lugar donde también han sido localizados importantes yacimientos de ocupación y actividad humana correspondientes a distintas épocas y estadios del desarrollo cultural altiplánico.
Las evidencias de cultura material descubiertas en el valle de Salcedo, en especial por la presencia del arte mural y de industria lítica nos invitan a formular y’ plantear un tentativo esquema de la periodificación cultural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada